Tienda

Pimiento Morrón Amarillo

Pimiento Morrón Amarillo

Pimiento Morrón Amarillo Ecológico, de la Huerta Navarra

Los pimientos morrones, también conocidos como pimientos de bonete o de hocico de buey, son originarios de América Central y el norte de Sudamérica. Su cuerpo es carnoso y su sabor depende de su grado de maduración, que puede apreciarse en su color. Al pasar los días, los morrones verdes se vuelven amarillos, naranjas o rojos. Cuando esto sucede, ganan dulzura y su contenido de vitamina C se enriquece notablemente, vitamina que favorece el buen funcionamiento del sistema inmunológico. También ayuda a prevenir el cáncer. Al mismo tiempo, mejora la cicatrización de heridas y favorece la absorción y el almacenamiento del hierro. Este poderoso antioxidante es fundamental para retrasar el envejecimiento y combatir las enfermedades cardíacas. Sin embargo, el cuerpo no puede producirlo ni almacenarlo por sí mismo. Es por ello que es importante consumir alimentos que sean ricos en él. Los pimientos morrones, tienen el doble de vitamina C que las naranjas, especialmente los rojos. Para aprovechar estos beneficios, se los debe consumir crudos. Una buena manera de hacer esto es incorporarlos en ensalada. Su alto contenido de potasio hace que el morrón sea un excelente diurético. Así, es perfecto para combatir la retención de líquidos. Además, ayuda a depurar el organismo. 

Los pimientos morrones son muy versátiles en la cocina, ya que se los puede consumir crudos, asados o fritos. Además hacen que los platos sean más vistosos, ya que aportan intensos colores. Otra forma habitual de prepararlos es en encurtidos con vinagre o aliños. El color a utilizar dependerá del sabor deseado. Los verdes son los más amargos. Los rojos y sobre todo los amarillos, tienen un gusto más dulce.

Para quienes tienen problemas para digerir este tipo de vegetales, es importante que les quiten la piel. La manera más sencilla de hacer esto es colocar el morrón en una plancha y girarlo con un tenedor a medida que se va quemando. Cuando hayas completado una vuelta, retíralo del fuego y sumérgelo en agua. Luego, podrás pelarlo. También se aconseja retirar las semillas y membranas, ya que su sabor es extremadamente amargo.

Producto únicamente disponible a través de nuestras cajas